Archive

Posts Tagged ‘smile’

El desempleo, el villano de los workholics.

Ultimamente, mis post han sido de temas laborales y de quejas, bueno en sí, como aprendí el día, la literatura burgues es aburrida, a quien le interesa leer sobre la vida Paris hilton, o woww estuvo en la cárcel por 23 días, chuta que mártir, nelson mandela hazte a un lado.

Todo esto nace de como vivimos en la actualidad, de las etiquetas que nos da la sociedad afectada por nuestra cultura y la globalización, y a su vez que etiquetas nos otorgamos debido a como reaccionamos ante la sociedad y sus aspiraciones moralistas, como también afectados por nuestros deseos y ambiciones y los límites que nos ponemos.

Mi último jefe me repetía todo el tiempo que lo importante de las ideas es que se ejecuten, y es verdad, bueno tampoco que fue algo que nunca había escuchado, pero la genialidad fue repetirlo y tenerlo siempre en mente, porque la vida es una ironía, Dios da pan al que no tiene dientes, y las personas con las más grandes ideas tienen la más baja voluntad.

Que quiere tratar con este tema, aunque no se puede captar muy bien es la desmotivación que te puede causar el desempleo en tu personalidad. Aunque no recuerdo muy bien las definiciones, al pensar en esta idea, pongo en un mapa conceptual los siguientes terminos: la personalidad, el autoestima, el ambiente y el desempleo.

En cuanto a:

Personalidad: Me refiero a la configuración que tiene tu persona, eres extrovertida o introvertida, sensible o intuitiva, cuales son los adjetivos que te definen como persona. Eso no se cambia, se finge y se oculta pero no deja de existir.

Autoestima: El pensamiento que tenemos de nosotros mismos afectado por nuestros propios percepciones, esas percepciones obviamente vienen de afuera.

Ambiente: Este es el afuera al que me refiero que afecta al autoestima, el conjunto de modas, ideologías, comentarios, reacciones, miradas, consejos y demás que ingresan a tu organismo y tienen algún efecto en tu ser psicológico.

Desempleo: El villano de los workholics. El desempleo es el estado en el que nos encontramos sin laborar, por el cual todos habremos de haber pasado, pero la reacción ante el mismo cambia dependiendo de la personalidad de cada uno, del nivel de autoestima del mes así como de la duración de estado.

Para una personalidad de workholic, este villano ataca en 4 escenarios:

El grupo:

El workholic es una persona que a parte de encantar la presión laboral, le apasiona la favorece de la misma, le encanta conversar con personas que viven lo mismo, y presumir con quienes no lo tienen. Por eso, cuando el workholic desempleado es presentado ante la sociedad como desempleado es inpronunciable, es el admitir que estás perdiendo una guerra, la exposición al mundo como inoperable, aún siendo la persona más eficiente del mundo.

El individuo

El workholic, por ser presumido tiene un autoestima super alto, al momento de desemplearse esto empieza a disminuirse. Un ejemplo, el workholic viendo ofertas laborales, mientras trabaja el se dice que puede aplicar a cualquier puesto y dar esa imprensión de personaje calmado y ocupado que es atractivo para la moda de hoy en día, pero si el workholic desempleado ve una oferta laboral, empieza a dudar de sus capacidades, aun que están sean notorias para el resto, este las dudará. Y cuando esto empieza, la desmotivación abarca con más fuerza, ya que no aplica porque la oferta no es para él; si no porque él no es para la oferta.

El pasado

Para ser workholic debe de ser una persona con historia laboral, y el workholic desempleado tendrá al trabajo en la mente constantemente, por eso revisará todo el tiempo sus antiguos trabajos, que hizo mal, que le hicieron, como mejor hubiera respondido, así que no te sorprendas de que el workholic desempleado no viva el presente.

El presente

Un workholic con mucho tiempo desempleado. ya dudando de sus capacidades empezará a dudar de sus relaciones sociales, de sus contactos, de la gente que lo rodea, de que si la gente le quiere dar una mano es porque el solo no puede. Y lastimosamente se le olvida que en un gran porcentaje los puestos de trabajo son obtenidos por recomendaciones de terceros. Las personas extrovertidas recargan sus pilas con los grupos sociales, y usualmente los workholic son extrovertidos pero debido a que el desempleo es una batalla que se pelea solo, el sujeto se aisla para martirizarse, y en ese aislamiento se pierden energías que afecta directamente al autoestima.

El futuro

Los workholics al vivir el día a día, y disfrutar del trago del estrés laboral diario, tienden a no definir el alcance de su vida, ni su proyección. Cuando aparece el desempleo la proyección se pierde completamente. Una persona sin proyección, es una persona sin ambiciones, una persona sin ideas, una persona sin sueños por el cual luchar, una persona sin voluntad de luchar es una zanahoria.

Recomendaciones finales

Mis recomendaciones para esta persona, si me estás leyendo y encontraste este post, si lo leíste hasta el final, significa que captas en lo que te estás o te puedes llegar a convertir. Así como la felicidad es la mejor combinación de razón y sentimiento descrita, la tristeza puede ser igual de fuerte y dañina.

Como peleamos contra tu tristeza y desmotivación? Horita debemos atacar los síntomas de primera, la causa ya la conocemos. No alimentes tu tristeza, confróntate contigo mismo y de frente. Dite al espejo “Oye, estoy triste y es por esto”. A las personas nos cuesta diferenciar las situaciones que dependen de nosotros y las que no, y con las últimas nos frustamos al no poder mover los mares.

Hay una plegaria muy conocida llamada The serenity prayer:

God, grant me the serenity to accept the things I cannot change,
Courage to change the things I can,
And wisdom to know the difference.

Básicamente le pedimos a Dios que nos de serenidad o calma para aceptar las cosas que no podemos cambiar, valor con la que si y la sabiduría para diferenciarlas.

Que aún estés desempleado no depende de ti, acéptalo y cálmate; nadie contrata a una persona triste. Si eres religioso pídele a tu Dios que te regale un poco de calma, serenidad, seriedad y esperanza. Si no eres religioso, pídeselo a alguien querido que ya no esté en cuerpo solo en espíritu; y si todos tus seres queridos siguen vivos, pídeselo a alguien que admires que esté en espíritu. Sip los espíritus si te pueden ayudar, si les dices “Por favor”.

Te aconsejo que escuches “Smile” cantado por Michael Jackson aunque yo prefiero la versión de Glee, la siento más real.

Cuando seas un workholic empleado, no te olvides de lo que viviste y prepárate, busca otros intereses y atencioes. El objetivo es que dejes de ser workholic y que seas una persona con un espíritu motivado para cualquier actividad.

El cuerpo y el espíritu viven una pelea de caballeros constante que no nos dejarán de brindar materiales para los escritores.