Archivo

Archive for 17 septiembre 2011

El Alfredo de 17 años me envío un regalo de cumpleaños del pasado

septiembre 17, 2011 Deja un comentario

Son las 2 de la mañana, debería estar preparándome para un viaje que sale en 6 horas, pero escribo porque estoy abrumado, tengo unas ganas inmensas de sollozar porque hoy me he chocado con los efectos de las buenas ideas.

He sacado un nuevo proyecto personal, algo por el momento, sin fines de lucro, el cual hasta ahora no le he metido inversión, y ha tenido una gran aceptación de mis compañeros y amigos, y de uno que otro extraño pero la cosa se mueve lenta, a una velocidad esperada, la cual no me entristece en lo más mínimo. Es un webshow en el cual yo hablo por 15 minutos sobre diversos temas, y los vídeos son subidos a Youtube. He planificado que el tiempo dedicado no supere los 20 minutos diarios, si lo llegan a ver acá http://www.facebook.com/CenandoConAlfredo, se darán cuenta que la calidad es bajísima pero que el mensaje es desarrollado, con este producto constituido por puro esfuerzo hemos recibido los mensajes más motivadores, si con un mensaje me dan fuerza para hacer 10 episodios más, con lo que he recibido puedo hacer 10 temporadas más, pero esa no es la razón de mi sorpresa/tristeza/alegría.

La razón es que mientras yo buscaba una forma de encontrar las estadísticas que me debe dar youtube sobre los videos, encontré un video que había subido hace 4 años, Y HOY SUPERA LAS 96.000 VISITAS.

En mi vida, nunca pensé ser responsable de un video no sexual que lograra tal número de reproducciones, y esa idea, esa semilla que hoy es un fuerte roble, yo la planté hace 4 años, cuando yo solo era un joven entusiasmado con las redes sociales y los videos; en temas de desarrollo profesional y conocimiento de mercado hace 4 años era un amateur, un principiante, y hoy me he demostrado a mí mismo que la idea del principiante sobrepasó los límites del profesional.

Hay veces que los mensajes se aprenden por historias, que son enriquecedoras, no hay duda de ello; pero hoy he vivido mi mensaje. Un mensaje de mí para mí, se acerca mi cumpleaños y no pude haber recibido mejor regalo. Nunca olvidar que la idea más estúpida puede superar lo inalcanzable, algunos éxitos empezaron con la frase “Esto es una locura”.

Por eso los motivo, a que escuchen sus ideas, sean lo ridículas que sean, el Alfredo con 18 años siguió su instinto y creó, el Alfredo de 19 años se le olvidó revisar su creación, el Alfredo de 20 y 21 años tampoco lo vió, el Alfredo de 22 años coincidentemente descubre un regalo mágico de parte de sí mismo.

Si yo le tuviera que dedicar unas palabras a mi idea serían estas:

Te veo más alto que yo y solo pienso 3 cosas

  • Me asombró por tu crecimiento
  • Me entristezco  por mi inexistencia
  • PERO, me alegro porque al verte frente a mí, recuerdo como si fuera hoy porque te cree, y se duplica mi alegría porque eso significa que la persona que generó tu idea aun vive en mí. Por siempre seré tu padre, tu Creador.
Esta frase me salió del alma, que coincidencia, si leo otra vez, me doy cuenta la variedad de personajes que pueden dedicar este “poema”. El primero en quién pensé fue en Dios, y después veo que escribí que esto me salió del “alma”.
Hoy me dormiré dándole un abrazo a todos los Alfredos que hoy me constituyen. Porque hoy en tan solo 10 minutos aprendí que las ideas son como los hijos orgullosos de llevar una etiqueta que dice “Made by”.
Usualmente después de escribir algo tan emocionalmente profundo, acabo el post con un chiste o patanada, pero hoy no, dejaremos que el momento que puedes sentir en este post nos lo llevamos intacto.

 

El mensaje del 11 de septiembre

septiembre 11, 2011 Deja un comentario

Fue hace 10 años, que un evento inesperado marcaría mi generación, las de mis hermanos, mis padres y abuelos. Un evento tatuado en la memoria de todos quienes tuvieron un televisor a la mano. La peor película de terror de todos los tiempos, la simbología de una guerra dormida para todos.

Yo por ejemplo estaba en primer curso, dirigiéndonos al colegio a las 7am recibimos la noticia. Hoy en día no estoy seguro si hubiera preferido ser mayor o menor que los 12 años con los que digerí esa noticia. Hoy en día, veo otra vez esas imágenes y la percepción es otra.

La decisión de tocar el tema, no es únicamente por su aniversario del día de hoy, es más que nada por la situación que vivimos en el mundo de hoy y por la promo de un programa que vi ayer en National Geographic.

Mucha gente vió este desastroso evento y pensó “Donde está Dios en este momento?”. Yo me decía “Llorando con todas sus fuerzas al ver la aplicación de la libertad de su creación”. Yo soy creyente no hay duda de eso, y he aprendido que culpando a Dios no saco nada, la culpa sin búsqueda de respuestas, reflexión, solución y construcción es la pereza de la mente de responder ante algo. Pero ese día a pesar de ver la caída de un imperio, algo nació que deberíamos recordar hoy en día.

Yo no ataco a la gente atea ni agnóstica, si somos algo, cool y si no lo somos, cool; siempre y cuando nos veamos a todos como compañeros iguales dentro de este planeta. El día de ayer mientras veía la fuerte oleada de terror que vive méxico y también la invasión de sicarios en el Ecuador, pasé a NatGeo para ver un documental sobre el milagroso rescate de la escalera b durante el 9/11, y luego vi la promo que me incentivó a escribir este post. Creo que la serie de documentales se llama “Profecías” o algo así, y se trata de gente que pronostica el fin del mundo, y las futuras desgracias que traerán consigo. A estos wannabe Nostradamus no le creo ni dos reales, y me parecen que ellos tienen un trabajo mediocre e incitador. Después del 9/11, empezamos a ponerles atención a estos señores, que viene después, que creativos desastres azotarán la Tierra, y lo único rescatable fue que algunos individuos se preocuparon por capacitarse en situaciones de crisis o rescate.

Pero les respondo de la siguiente manera a los conocedores del futuro, y a esas personas que les encanta creer que en el 2012 se acaba todo.

Hace 10 años, yo con mis 12 años pude ver como extraños en las calles de NY veían horrorizados, pero a su vez veían al extraño de a lado y agradecían estar vivos. Hace 10 años, una familia chilena llamó a su hijo a Miami para confirmar que estaba bien, y aunque el chico esté separado de su familia, todos agradecieron estar vivos y aunque separados en distancia juntos en corazón. Hace 10 años, por un segundo, todos nos olvidamos de nuestros enemigos, del rencor de nuestros corazones y agradecimos estar con vida, que nuestras familia esté viva y pensar en los que no. Hace 10 años, creo que todas nuestras madres al despedirnos para dormir, nos abrazaron con el doble de fuerza en señal de gratitud con nuestro nacimiento y seguridad.

Un mundo donde tras semejante interminable película de terror, puede producir semejante cantidad de oración, empatía, soporte, consuelo y porque no, amor; vale la pena buscarle el FIN ? Pues Jódanse “Videntes” y Fanáticos Mayas (porque los ancestrales mayas no tienen la culpa) este mundo vale la pena vivirlo, llorarlo y quererlo y no me quedaré callado cuando un montón de individuos quieren incentivarnos a pensar en su final.

Si todas las personas vemos las tragedias del mundo como un empujón para amar más a las personas por ser personas(no por el color de su piel, preferencia sexual o ideología política) podremos empezar a alcanzar la paz.

Cada vez que yo vea un documental no Hollywoodense del fin del mundo, cambiaré de canal.